Nuestro equipo

La administración así como el equipo interdisciplinario de Comunidad Encuentro está compuesto por un grupo de técnicos y profesionales con gran experiencia, capaces de brindar una atención integral en todos los ámbitos de la vida cotidiana, afrontando cada individual situación con planes terapéuticos específicos que serán monitoreados y valorados periódicamente.

 

about me

Grupos de apoyo

Los grupos de apoyo van dirigidos especialmente a los familiares de los jóvenes que se encuentran en el programa. Dichos grupos guían a la familia durante y después del programa, dando un apoyo y una formación que vaya en el mismo sentido del propuesto por la Comunidad Encuentro.

Dichos grupos se reúnen en distintas partes del país, Heredia, San José, Cartago, San Carlos, Zarcero, etc. Para más información no duden en ponerse en contacto con nuestras oficinas al número 2773-3316 o 2773-3315.


about me

Nuestra historia.

Comunidad Encuentro nace en Italia el 13 de febrero cuando en Roma un sacerdote recibe en su casa un joven adicto que le había pedido ayuda. El sacerdote se llamaba Pietro Gelmini y el joven Alfredo Nunzi.

Empieza así esta experiencia que se ha desarrollado a lo largo de los años hasta llegar en Costa Rica el 8 de setiembre 1993 cuando un grupo de 8 jóvenes, acompañados por el sacerdote padre Carlo Sansonetti, abren la primera casa en San Vito de Coto Brus. El 13 de febrero de 1963, Monseñor Pietro Gelmini, en aquel entonces Secretario del Cardenal Santiago Copello, pasaba por la famosa Plaza Navona, en Roma, sentado en las gradas de la Iglesia de Santa Inés, un muchacho drogadicto llamado Alfredo, le dijo en dialecto romano: "A zi pre damme na mano!" (Cura déme una mano). El ademán espontáneo del sacerdote a quien llamamos Don Pierino, fue aquel de llevarse la mano al bolsillo para buscar dinero - no quiero dinero - reacciona Alfredo – no ve que estoy mal – el sacerdote entonces le ofrece acompañarlo al Hospital y aquel le contesta: - He ido muchas veces al Hospital, pero no sirve, todavía estoy mal. Le respondió Don Pierino: - entonces vamos, te llevo a mí casa la respuesta de Don Pierino se volvió una propuesta, una invitación. Así, de un Encuentro nació una Comunidad hace 47 años y por estos orígenes llevan su nombre y mantiene esas características.

Nace la idea por parte de algunas personas entre ellas la familia Sansonetti, y el padre Giando Catarinella; que la Comunidad Encuentro en Italia estudie la posibilidad de abrir un centro en Costa Rica, como propuesta a la problemática que viven miles de jóvenes y adultos en este país, que se ven atrapados por las garras de la droga (MARIHUANA, COCAINA, CRACK) y el alcohol (GUARO). Después de recibir una respuesta afirmativa por parte de Monseñor Gelmini, fundador de las Comunidad Encuentro en el mundo, Don Vito Sansonetti se da a la tarea de buscar el lugar idóneo para llevar adelante este proyecto, lo encuentra justamente en San Vito lugar que ya en pasado había visto protagonistas un grupo de valientes pioneros (italianos y ticos) venidos a colonizar y transformar esta parte de la región de Coto Brus. Así el 8 de septiembre de 1993 otro grupo de pioneros (padre Carlo Sansonetti, Roberto Mazzoli, Antonello Marongiu, Filippo Minacapilli, Andrea Faloci, Romolo Ventrella, Maurizio Monaco, Daniel Aguilar, Felipe Saénz y Manuel Duran) llegan en este pueblo con la intención de inculcar el mensaje de vida y de esperanza de la Comunidad Encuentro.

El 20 de enero de 1995 se inaugura formalmente el centro Alfredo Nunzi, se contó con la presencia del propio don Pierino (fundador) y de importantes personalidades de la iglesia católica (nuncio apostólico), del gobierno ( Doña Karen Olsen de Figüeres) y de entidades comunitarias locales, se aprovecha para celebrar el cumpleaños número 70 de nuestro padre de amor don Pierino, el trabajo en la finca crecía en la medida que se iban adquiriendo más hectáreas, la organización no se hizo esperar y se dividió la misma en sectores: ganado de carne, de leche, cerdos, café, pastizales, frutales, cacao, soldadura, ebanistería, gallinas ponedoras y otros productos agrícolas secundarios. Es importante mencionar, la labor de reforestación que se realizó por parte de la comunidad en un sector específico en conjunto con la Organización de Estudios Tropicales y Ministerio de Agricultura y Ganadería. Hasta la actualidad se han abierto cuatro casas, y en ellas residen mas de 100 muchachos que luchan por recuperar su dignidad, para afrontar la vida con una esperanza renovada.